viernes, 19 de mayo de 2017


Como bien señala la periodista Ana Torres en un artículo publicado en El País, "hablar bien en público no está en la carta de presentación de los españoles. Ni la escuela, ni el instituto ni la universidad incluyen asignaturas obligatorias de oratoria". Por ello, intentamos que en las clases de teatro del colegio los alumnos adquieran técnicas para aprender a vocalizar, colocar bien la voz, controlar el volumen, la respiración, etc., así como también facilitarles "herramientas que les ayude aprender a argumentar y ser capaces de defender ideas sólidas".

La capacidad de hablar bien en público es una de las habilidades críticas para triunfar en el nuevo escenario laboral, según varios informes como el último publicado por el Workforce Connections, un think tank dependiente de la agencia para el desarrollo internacional del Gobierno de Estados Unidos.

“En ninguna etapa educativa se enseña a saber elegir el contenido más relevante o a emplear técnicas para ser persuasivo y convincente”, expone Irene Miguelsanz, de 25 años e impulsora de la Sociedad de Debates de la Universidad Autónoma de Madrid en 2013. "Cada curso nos esforzamos por captar el máximo número de alumnos que en cuanto son conscientes de la importancia de la oratoria para conseguir un trabajo, se animan".

Después de preguntar a 91.000 empleadores en Reino Unido cuál fue la destreza que más echaron en falta en los candidatos que se presentaron a las ofertas de empleo en 2016, la mayoría destacaron la comunicación oral: la habilidad para persuadir e influir a terceros y la de elaborar discursos o presentaciones, según un informe de la Comisión para el Empleo del Gobierno británico.

Ser buen orador no solo amplía las posibilidades de encontrar un empleo, también repercute en el expediente académico. Según las investigaciones de Neil Mercer, profesor de Educación de la Universidad de Cambridge y director de su centro de oratoria, los niños a los que se enseña el “arte de las discusiones razonadas” mejoran sus notas en matemáticas y ciencias. “Es importante que los jóvenes desarrollen opiniones con criterio y eso conlleva saber explorar los diferentes ángulos de un argumento”, señala en el informe The State of Speaking in our schools, elaborado por la consultora Voice 21 junto a Cambridge. Ganar la confianza necesaria para poder compartir en público pensamientos e ideas creativas de forma que los demás se sientan atraídos es el objetivo de la oratoria en el siglo XXI, según Mercer.

"Al año de ingresar en el club de debate los chavales mejoran la nota media de su expediente académico en un punto y medio. Gracias a las técnicas que les enseñamos aprenden a organizar mejor lo que estudian y desarrollan su pensamiento crítico", señala también Manuel Bermúdez, profesor de filosofía y director del Aula de Debate de la Universidad de Córdoba.

CONSEJOS PARA HABLAR EN PÚBLICO

Estos son los consejos de Carles Lombarte, autor del libro Método Lombarte para hablar en público:

1. Conocer el material. Es importante escoger algún tema que suscite intereés e investigar sobre él tanto como se pueda. Estar muy informado ayudará a plantearlo con mayor seguridad. No significa que haya que emplear toda la información recopilada.

2. Discurso ensayado, aplauso asegurado. Hay que salir al escenario con el texto bien aprendido. No es necesario memorizarlo, pero si se quiere tener éxito, hay que ensayarlo. Con cuatro veces basta. Los tres primeros golpes son para hacer pruebas y el cuarto se hará unas horas antes de la ponencia. El ensayo se hará de un tirón.

3. Controlar el tiempo de la intervención. Se ha estimado en 21 minutos el tiempo que una persona atiende sin distraerse a una comunicación, así que conviene respetar el tiempo previsto de intervención.

4. Conocer a las personas. Si es posible, conocer a las personas que componen la audiencia es algo positivo. A medida que van llegando, presentarse y preguntarles algo para saber más sobre ellas permitirá establecer una mayor conexión.

5. Preparar un inicio y un final de impacto. El primer minuto es muy importante. Hay que crear un inicio que atrape y capte la atención del público. Y se debe contar, igualmente, con un final impactante. Está demostrado que el inicio y la despedida son los dos momentos que concitan una mayor atención del público.

6. Cuidar la comunicación no verbal. El psicólogo alemán Albert Mehrabian concluyó en los años 80 que, cuando comunicamos, el 93% del mensaje recae sobre la comunicación no verbal (55% lenguaje corporal y 38% paraverbal) mientras que solo el 7% son nuestras palabras.


Fuente: El País. Así se aprende a hablar (bien) en público fuera de la universidad.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Corral de Comedias de Almagro

Corral de Comedias de Almagro
El Corral de Comedias de Almagro es el único que se ha conservado intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días.

Corrales de comedias de Madrid

Los corrales de comedias de Madrid fueron el marco teatral donde se desarrolló la dramaturgia española del Siglo de Oro . Funcionaron en...

Próxima función: 26 de mayo en la Residencia Primar de Talamanca de Jarama

Próxima función: 26 de mayo en la Residencia Primar de Talamanca de Jarama

"Crimen Perfecto" en Pontevedra

Viaje a Galicia

Viaje a Galicia

Próxima función: 3 de Mayo en Alcobendas (Centro Cultural Pablo Iglesias)

Próxima función: 3 de Mayo en Alcobendas (Centro Cultural Pablo Iglesias)

El Diario de Pontevedra publica un reportaje sobre el teatro en el Colegio Los Sauces

Festival de Teatro

Festival de Teatro

EL ENFERMO IMAGINARIO

Dossier de Teatro

Páginas vistas en total

Lo más leído

Viaje a Galicia 2015