lunes, 11 de septiembre de 2017


Partes de una obra de teatro según los elementos estructurales

Esta es posiblemente la clasificación más sencilla. Según los elementos estructurales dramáticos, una obra de teatro tiene dos partes: los diálogos y las acotaciones.

Diálogos

La primera parte se refiere, claro está, a aquello que dicen los personajes… o a lo que no dicen: Samuel Beckett, por ejemplo, llenaba los diálogos de sus personajes de repeticiones y naderías. Sin embargo, tenían una gran profundidad al contraponerlos precisamente con aquello que callaban. Anton Chéjov, también era un gran defensor del subtexto (lo que el personaje no dice, pero el público intuye que está pensando).
Estos diálogos pueden ser entre varios interlocutores (coloquio); puede ser una apelación directa al público; un aparte (que en teoría solo oye el público); un monólogo (que consiste en un diálogo sin respuesta, aunque va dirigido a un personaje concreto); o puede no tener interlocutor. Este sería el caso de los soliloquios, donde el personaje dialoga consigo mismo. El más famoso de los soliloquios españoles es el de Segismundo en La vida es sueño.
Acotaciones

Las acotaciones (o didascalias) son las notas que el autor escribe para expresar cómo quiere que sea la obra. Pueden ser referidas a cómo debe interpretar un actor cierta frase (acotaciones personales); a cómo es un personaje (acotaciones nominativas), a cómo es el lugar y la escenografía (acotaciones espaciales), y un largo etcétera. Incluso hay autores que dan notas a los productores, aunque tengan que disculparse por adelantado.

Partes de una obra de teatro según su distribución

La manera en que esté ordenado el texto dramático nos da otro patrón. Para establecer las partes de una obra de teatro podemos dividir el texto en actos, cuadros o escenas.
Cuando las partes de una obra de teatro se miden por sus actos, suelen ser tres o cinco. Esta es la manera más habitual, y la que se viene usando desde el teatro griego. Aristóteles, en su Poética, establecía que la medida ideal de un drama eran los tres actos: uno para la introducción, otro para el desarrollo, y otro para la conclusión.
En el siglo XVI, sin embargo, las obras se estructuraban en cinco actos, hasta que Lope de Vega, en El arte nuevo de hacer comedias en este tiempo, volvió a los tres actos aristotélicos, aunque eso le supusiera la crítica de sus contemporáneos: Cervantes, en la primera parte del Quijote, le recriminó que no guardara las normas tradicionales y que hubiera convertido sus comedias en “mercadería vendible” para satisfacer los gustos del público.
Con la dramaturgia contemporánea, los actos ya no valen para medir las partes de una obra de teatro, sino que tendríamos que fijarnos en sus cuadros. Un cuadro termina cada vez que hay un cambio de escenografía. Así, por ejemplo, en Luces de Bohemia hay 15 cuadros en 15 lugares distintos de Madrid, aunque Valle-Inclán los denomina ‘escenas’.
Hoy en día, entendemos que una escena cambia cada vez que un personaje entra o sale del escenario (valga la redundancia). Si utilizamos este criterio para estudiar las partes de una obra de teatro, podemos encontrarnos con dramas de 60 escenas o de una sola. Sobre todo en el teatro contemporáneo es bastante común que todos los personajes de una obra permanezcan en el escenario hasta que esta termine.


Fuente: Blog de Los Teatro del Canal. http://blog.teatroscanal.com/2017/08/22/cuales-son-las-partes-de-una-obra-de-teatro/

1 comentario:

Corral de Comedias de Almagro

Corral de Comedias de Almagro
El Corral de Comedias de Almagro es el único que se ha conservado intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días.

Corrales de comedias de Madrid

Los corrales de comedias de Madrid fueron el marco teatral donde se desarrolló la dramaturgia española del Siglo de Oro . Funcionaron en...

23 de mayo de 2019

23 de mayo de 2019

24 de mayo de 2019

CLASES DE TEATRO

"Desde mi ventana" y "Pronóstico Reservado"

Drácula, el musical

El Diario de Pontevedra publica un reportaje sobre el teatro en el Colegio Los Sauces

Revista de Teatro

Páginas vistas en total

Lo más leído

Viaje a Galicia 2015

Archivo del Blog