domingo, 5 de febrero de 2012

Por Mario Benito (alumno de 6º de Primaria).




Lo que más me gusta de una obra de teatro es que me haga reír.


Es decir, me encantan las comedias. No hace falta ni siquiera que hablen para hacerme reír. Con gestos, una obra de teatro puede ser muy entretenida y amena.



En mi vida, he visto muchas obras de teatro en las que solo hacen mímica: Zoo, Muu, Las tres perdidas, Los dos muertos….

Me parece que tiene mucho más mérito una obra representada únicamente con gestos, ya que se tiene que entender a la perfección de qué trata, sin hablar, en lo que dure toda la representación. En cambio, una normal, incluso con pequeños diálogos, se entiende a la perfección de qué va la obra.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Corral de Comedias de Almagro

Corral de Comedias de Almagro
El Corral de Comedias de Almagro es el único que se ha conservado intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días.

Corrales de comedias de Madrid

Los corrales de comedias de Madrid fueron el marco teatral donde se desarrolló la dramaturgia española del Siglo de Oro . Funcionaron en...

23 de mayo de 2019

23 de mayo de 2019

24 de mayo de 2019

CLASES DE TEATRO

"Desde mi ventana" y "Pronóstico Reservado"

Drácula, el musical

El Diario de Pontevedra publica un reportaje sobre el teatro en el Colegio Los Sauces

Revista de Teatro

Páginas vistas en total

Lo más leído

Viaje a Galicia 2015

Archivo del Blog