miércoles, 21 de octubre de 2020



Según la psicóloga María Prieto, el arte en el desarrollo infantil juega un papel más importante de lo que pensamos, además de considerarse una disciplina fundamental para la educación de los más pequeños. Por una parte, las actividades artísticas estimulan el aprendizaje de otras materias como la lectura o las matemáticas y por otra, favorecen el desarrollo de la percepción, la motricidad y la interacción social.

Además, utilizar el arte como vehículo de expresión para los niños es muy enriquecedor, ya que puede convertirse en una gran forma de comunicación para ellos. A través de los diferentes tipos de actividades artísticas pueden revelar sus pensamientos, sentimientos e intereses.

Para la pedagoga Lina Idárraga, especialista en expresión plástica infantil, el arte es una experiencia que permite a los niños exteriorizar sentimientos. Incluso, puede llegar a emplearse para tratar todo tipo de discapacidades por el gran número de propiedades beneficiosas que ofrecen.

Según esta autora, a través de la música, la danza y la expresión corporal los niños transmiten ideas y sentimientos. Además, los psicólogos coinciden en que adentrarse en el arte es positivo a cualquier edad. 

El teatro

Por ejemplo, practicar esta disciplina ayuda a los niños a aprender valores tan importantes como el respeto y la tolerancia.

En el teatro infantil, los niños representan obras en las que tienen que ponerse en el lugar de personas muy distintas a ellos. Así, pueden identificarse con los personajes aprendiendo de su experiencia. De esta manera se fomentará su apertura mental.

El teatro también puede abrir las puertas a la imaginación y la creación. Y aunque estos beneficios pueden conseguirse simplemente llevando al niño a ver una obra, se amplificaran si es él mismo el que actúa.

Por otra parte, a través del movimiento y la expresión corporal, los niños potencian y favorecen su desarrollo físico: el crecimiento saludable del cuerpo, la seguridad en su manejo, el mantenimiento de la flexibilidad y el desarrollo de las capacidades naturales para moverse, correr, saltar y girar. También adquieren el equilibrio, la coordinación y el control necesario para su desarrollo evolutivo.

Además de estas capacidades físicas, la expresión de los niños a través del cuerpo y el movimiento incide de manera clara en el desarrollo de su inteligencia emocional, así como en aspectos sociales y creativos. Por eso, aunque la expresión corporal no es considerada normalmente como un tipo de arte, puede proporcionar algunos beneficios tan interesantes como los de disciplinas más clásicas. Al final, lo importante es promover el arte en el desarrollo infantil para permitir que los niños expresen sus sentimientos de cualquier manera.

Texto: María Prieto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Corral de Comedias de Almagro

Corral de Comedias de Almagro
El Corral de Comedias de Almagro es el único que se ha conservado intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días.

Corrales de comedias de Madrid

Los corrales de comedias de Madrid fueron el marco teatral donde se desarrolló la dramaturgia española del Siglo de Oro . Funcionaron en...

23 de mayo de 2019

23 de mayo de 2019

24 de mayo de 2019

CLASES DE TEATRO

"Desde mi ventana" y "Pronóstico Reservado"

Drácula, el musical

El Diario de Pontevedra publica un reportaje sobre el teatro en el Colegio Los Sauces

Revista de Teatro

Páginas vistas en total

Lo más leído

Viaje a Galicia 2015

Archivo del Blog